Goma de borrar
 
miércoles, septiembre 07, 2005
COMENTARIOS

En una entrevista que le hice hace poco a Siri Hustvedt, ella dijo: "Las críticas negativas me duelen, pero las verdaderamente horribles y perversas me hacen reír."

Hasta ayer me había sucedido lo mismo con los comentarios negativos que a veces aparecían en Goma de Borrar: me hacían reír. Me divertían, incluso. "Don Diego" o algún otro criticaba, yo sonreía y listo. Al fin y al cabo, eran muchísimos más los comentarios positivos, inteligentes, con fundamento.

Pero ayer apareció un comentario realmente grosero en uno de los textos publicados. Un comentario que insultaba al autor sin siquiera hacer referencia al cuento. Lo firmaba "Don Diego" pero luego, abajo de ese comentario, había otro comentario de "Don Diego" diciendo que el comentario anterior no había sido suyo. Es decir, desde ayer, Don Diego tiene un doble. Un anónimo que se esconde detrás de otro anónimo. Un insulto que galopa sobre otro y duplica la dosis de agresión.

“Meterse el cuento y las zanahorias en el orto�.

En vez de risa, aquel comentario me hizo sentir vergüenza. Vergüenza ante los demás lectores y, sobre todo, vergüenza ajena ante el escritor que tuvo la gentileza de enviar su cuento para subirlo al blog. Borré el comentario en cuestión (si lo buscan, no está: no existe más) y, por un día, suprimí la posibilidad de hacer comentarios, mientras pensaba qué hacer. Consulté a los colaborades estables. Resultado: los que dicen que hay que dejarlos y los partidarios de eliminar la posibilidad de hacerlos, se dividen exactamente en mitad y mitad.

Todo un fenómeno sociológico, esto de los comentarios. Qué fácil criticar y ofender cuando no hay que dar la cara, cuando nadie sabe quién es el que escribe. Alguien me dijo que no tiene sentido tener vergüenza por algo que escribió otra persona. Quizá sea cierto. Y quizá también sea cierto que los escritores que aceptan "publicar" aquí lo hacen sabiendo que en los blogs hay comentarios y que estos pueden ser de cualquier tipo: generosos, agudos, negativos, procaces.

La experiencia de otros escritores bloggers apunta hacia el mismo lugar. Beatriz Vignolli, Guillermo Piro, Gustavo Nielsen, son sólo tres de los que decidieron suprimir los comentarios en sus blogs. Toda va bien hasta que aparece un terrorista, enmascarado o no, disparando a mansalva sobre lo que lleva tanto tiempo construir.

La idea de este blog, borrar fronteras, se refería no sólo a las geográficas. La idea era que este fuera un sitio en el que también los lectores pudieran opinar. Por eso a partir de hoy, de nuevo, se pueden hacer comentarios en Goma de Borrar. Intentaré mantener la idea original... hasta donde pueda. Cuando vuelva el francotirador, intentaré pensar que no soy yo quien firma sus comentarios. Intentaré convencerme de que los escritores que aceptan subir un texto al blog saben que se están exponiendo y tienen la suficiente madurez emocional (¡????) como para darse cuenta de que un halago y un insulto valen, en realidad, lo mismo. No prometo lograrlo: mi madurez emocional no es tan alta que digamos y es bastante probable que vuelva a darme vergüenza. Y lástima, también: soy tan humana como el terrorista, comparto su condición, pero aun así no lo puedo entender. ¿Qué le pasó en su vida que sólo tras un doble anonimato se anima a manifestarse? ¿Qué buscan los insultos gratuitos? ¿Ofender y destruir algo limpio? ¿O acaso lo que necesita el francotirador es un abrazo silencioso que lo calme? ¿Entonces estuvo mal mi reacción instintiva e inmediata de borrar su comentario en un intento de proteger al escritor? ("Esta acción no podrá ser revertida", me advirtió la compu antes de que yo volviera a apretar DELETE.) Y una última cuestión, ¿acaso lo que sea que le haya pasado en la vida al pobre doble de Don Diego justifica su reacción?
Como suele sucederme, no tengo respuestas. De ayer a hoy sólo he llegado a darme cuenta de una cosa: en una escala infinitamente menor, lo que pasó en este blog, lo que pasa en los blogs, refleja el mundo que habitamos. Y otra cosa más: un insulto gratuito y un halago no valen lo mismo. Uno destruye, el otro ayuda a construir.

posted by Mori Ponsowy at 9:39 a.m.

About Me

Mori Ponsowy (Buenos Aires, Argentina) ha publicado los libros de poemas "Enemigos Afuera" (Primer Premio Nacional Iniciación de la Secretaría de Cultura de la Nación y Mención de Honor del FNA) y "Cuánto tiempo un día", y las novelas "Los colores de Inmaculada" (Premio de la Diputación de Cáceres), "Abundancia" (Premio Internacional de Novela Letrasur 2010) y "Busco un amigo". Ha traducido a las poetas Sharon Olds ("El padre", Bartleby) y Marie Howe ("Lo que hacen los vivos", Luna Nueva), y editado los libros "No somos perfectas" (Del Nuevo Extremo, 2006) y "Mujeres políticas y argentinas" (Del Nuevo Extremo, 2009).

¿Mensajes? ¿Comentarios?
mponsowy @ yahoo.com



Publicaciones

Enemigos afuera

Los colores de la inmaculada

No somos perfectas

El padre

Marie Howe

Mujeres políticas y argentinas

Manifiesto vital

Notas de opinión

Notas en LNRevista

Aquí y allá

Estante de preferidos

  • "The Corrections" de Jonathan Franzen
  • "Freedom" de Jonathan Franzen
  • "La noche de los tiempos" de Antonio Muñoz Molina
  • "The Fifth Child" de Doris Lessing
  • "1Q84" de Murakami
  • "Ulises" de James Joyce
  • "White Noise" de Don DeLillo
  • "Falling Man" de Don DeLillo
  • "Me casé con un comunista" de Philip Roth
  • "Pastoral Americana" de Philip Roth
  • "Sábado" de Ian McEwan
  • "Kafka en la orilla" de Haruki Murakami
  • "La Mancha Humana" de Philip Roth
  • "Alta Fidelidad" de Nick Hornby
  • "Abril Rojo" de Santiago Roncagliolo
  • "Cómo ser buenos" de Nick Hornby
  • "Matadero Cinco" de Kurt Vonnegut
  • "Desgracia" de J.M.Coetzee
  • "Las cosas que llevaban" de Tim O´Brien

Pelis

  • "El hombre elefante" de David Lynch
  • "Blue Valentine" de Derek Cianfrance
  • "Singin in the Rain" de Gene Kelley y Stanley Doney
  • "The Day the Earth Stood Still" de Robert Wise
  • "Luz silenciosa" de Carlos Reygadas
  • "Gigante" de Adrián Biniez
  • "La teta asustada" de Claudia Llosa
  • "Slumdog Millionaire" de Danny Boyle
  • "Caramel" de Nadine Labaki
  • "Paranoid Park" de Gus Van Sant
  • "Sin lugar para los débiles" de los hermanos Cohen
  • "El arco" de Kim Ki-duk
  • "Volver" de Almodóvar
  • "Nadie sabe" de Hirokazu Kore-eda
  • "De latir el corazón se me paró" de Jacques Audiard
  • "Caché" de Haneke
  • "La promesa" de Jean-Pierre y Luc Dardenne
  • "El niño" de Jean-Pierre y Luc Dardenne
  • "Una historia sencilla" de David Lynch
  • "Los idiotas" de Lars von Trier
Un enemigo

Arnet, gran estafa

Muchos amigos

Por los chicos

Fedro

Hostería Los Pecanes

Miradapuntoart:arte y diseño

Powered by Blogger

Entrevistas y algo más

Poemas

Otros blogs y sitios amigos

Archivos