Goma de borrar
 
jueves, julio 13, 2006
INCOMPATIBILIDAD DE CARACTERES


Había salido tres días seguidos con aquella mujer, en el cinema le había agarrado el trasero y lo encontré en aceptable condición, su beso era largo y espeso pero sabía mover la lengua. Aunque todavía no se lo decía, me gustaba mucho y pensé que con el tiempo podríamos llegar a algo serio, incluso podría convertirse en la madre de mis hijos. Tenía un carácter tranquilo y una voz dulce. En la cuarta cita me había llevado a conocer a su madre: una señora huraña, con el vestido sucio de grasa y sarro en los dientes. Nos sentamos con ella en la oscura sala y permanecimos viéndonos las caras cerca de veinte minutos, al cabo de ese tiempo nos despedimos. La señora ni siquiera nos acompañó a la puerta. Pero esa historia había quedado atrás y ahora ella estaba quitándose cinco o seis kilos de ropa en la mugrienta habitación de un motel y yo con el órgano a media asta esperaba. Los senos se escurrieron fuera del sostén pero el trasero era auténtico. Por fin se tiró en la cama y empezamos la faena. Las caricias preliminares me produjeron fastidio, sentía mi torpeza y quería ya estar dentro de ella para apaciguar la ansiedad, pero ella no parecía tener ninguna prisa, al parecer le gustaba mucho el jueguito de manos y besos. Por fortuna, cuando ya empezaba a irritarme, ella abrió sus lindas piernas. La penetré lentamente, ella se quedó quieta como una enorme ostra en la mesa del cirujano, un breve quejido escapó por sus labios entreabiertos. Me sentí mejor y seguí camino hacia el fondo de aquella deliciosa cavidad. Entonces pegó un chillido lastimero y me empujó hasta sacarme de su entraña.
-¿Qué pasa?
-Me lastima-dijo señalando mi órgano-. Es muy grueso.
-Es un tamaño normal-dije.
-De largo sí-dijo.
-Quizá seas estrecha-dije.
-¿Estrecha yo?-su cara estaba roja-.
He atorado suficientes pitos y sé cuando algo anda mal.-¿Entonces?-Ni modo-dijo.Empecé a vestirme. Ella se puso a fumar. Era increíble la cantidad de cosas en común que habíamos tenido hasta ese momento; nos gustaban los mismos libros y las mismas canciones, teníamos fobia a los mismos insectos, odiabamos los mismos deportes y queríamos viajar a los mismos países. Cuando salí del cuarto ella seguía tumbada en la cama con la vista clavada en el techo de espejos como una turista en una playa solitaria mirando el cielo al atardecer. Avancé por el oscuro pasillo, de las habitaciones llegaba el seseo de las parejas alegres y congruentes. Mi órgano seguía duro así que antes de salir entré al baño y me saqué un buen buche de semen, enseguida mis pensamientos se aclararon y mi corazón fue otra vez una víscera apacible. En la esquina volví a encontrarla, me tomó del brazo y quiso empezar una conversación pero ya había perdido el interés, me daba igual si mi órgano era el moco de un elefante o cualquier cosa que ella sugiriera.
-No es culpa tuya-dijo.
-De todas formas no me gustaban tus tetas-dije-. Son un asco.
Trató de abofetearme pero la burlé con una finta. Sus ojos echaban chispas. Aproveché el cambio de luz para cruzar. Nunca más volví a verla.No vayan a pensar mal. Tenía lo suyo: arquitecta, alta, dos idiomas, lectora de Marcuse y Adorno, había devorado muchos libros de poesía erótica y asistía con frecuencia a cine, tenía cierta distinción y una charla ingeniosa. Una mujer especial pero definitivamente estrecha.

posted by Mori Ponsowy at 8:46 a.m.

About Me

Mori Ponsowy (Buenos Aires, Argentina) ha publicado los libros de poemas "Enemigos Afuera" (Primer Premio Nacional Iniciación de la Secretaría de Cultura de la Nación y Mención de Honor del FNA) y "Cuánto tiempo un día", y las novelas "Los colores de Inmaculada" (Premio de la Diputación de Cáceres), "Abundancia" (Premio Internacional de Novela Letrasur 2010) y "Busco un amigo". Ha traducido a las poetas Sharon Olds ("El padre", Bartleby) y Marie Howe ("Lo que hacen los vivos", Luna Nueva), y editado los libros "No somos perfectas" (Del Nuevo Extremo, 2006) y "Mujeres políticas y argentinas" (Del Nuevo Extremo, 2009).

¿Mensajes? ¿Comentarios?
mponsowy @ yahoo.com



Publicaciones

Enemigos afuera

Los colores de la inmaculada

No somos perfectas

El padre

Marie Howe

Mujeres políticas y argentinas

Manifiesto vital

Notas de opinión

Notas en LNRevista

Aquí y allá

Estante de preferidos

  • "The Corrections" de Jonathan Franzen
  • "Freedom" de Jonathan Franzen
  • "La noche de los tiempos" de Antonio Muñoz Molina
  • "The Fifth Child" de Doris Lessing
  • "1Q84" de Murakami
  • "Ulises" de James Joyce
  • "White Noise" de Don DeLillo
  • "Falling Man" de Don DeLillo
  • "Me casé con un comunista" de Philip Roth
  • "Pastoral Americana" de Philip Roth
  • "Sábado" de Ian McEwan
  • "Kafka en la orilla" de Haruki Murakami
  • "La Mancha Humana" de Philip Roth
  • "Alta Fidelidad" de Nick Hornby
  • "Abril Rojo" de Santiago Roncagliolo
  • "Cómo ser buenos" de Nick Hornby
  • "Matadero Cinco" de Kurt Vonnegut
  • "Desgracia" de J.M.Coetzee
  • "Las cosas que llevaban" de Tim O´Brien

Pelis

  • "El hombre elefante" de David Lynch
  • "Blue Valentine" de Derek Cianfrance
  • "Singin in the Rain" de Gene Kelley y Stanley Doney
  • "The Day the Earth Stood Still" de Robert Wise
  • "Luz silenciosa" de Carlos Reygadas
  • "Gigante" de Adrián Biniez
  • "La teta asustada" de Claudia Llosa
  • "Slumdog Millionaire" de Danny Boyle
  • "Caramel" de Nadine Labaki
  • "Paranoid Park" de Gus Van Sant
  • "Sin lugar para los débiles" de los hermanos Cohen
  • "El arco" de Kim Ki-duk
  • "Volver" de Almodóvar
  • "Nadie sabe" de Hirokazu Kore-eda
  • "De latir el corazón se me paró" de Jacques Audiard
  • "Caché" de Haneke
  • "La promesa" de Jean-Pierre y Luc Dardenne
  • "El niño" de Jean-Pierre y Luc Dardenne
  • "Una historia sencilla" de David Lynch
  • "Los idiotas" de Lars von Trier
Un enemigo

Arnet, gran estafa

Muchos amigos

Por los chicos

Fedro

Hostería Los Pecanes

Miradapuntoart:arte y diseño

Powered by Blogger

Entrevistas y algo más

Poemas

Otros blogs y sitios amigos

Archivos