Goma de borrar
 
martes, septiembre 05, 2006
Exodus (Movement of Jah people!)

Por Alejandro Parisi

- Mamá, ahí vuelve la lancha -dijo la niña a su madre.
Estaban de pie en la orilla, y la niña tenía la mano extendida sobre la frente para poder mirar sin que el sol le hiriera la vista. Con la otra mano estiraba el elástico del traje de baño rosa que le apretaba la entrepierna, cubierta de arena y sal.
- Seguro que han pescado algo -dijo el niño que había estado jugando con ella hasta que divisaron la lancha enfilando en dirección a la costa.
Los demás bañistas también se habían arrimado a la orilla, algunos incluso se habían lanzado al mar y nadaban frenéticamente para ser los primeros en descubrir el botín de los pescadores.
- Deben traer un tiburón -dijo la niña.
- Acá no hay tiburones -refutó la madre.
- Mi abuelo una vez pescó un pez espada -dijo el niño.
- A mí no me gusta el pescado -dijo la niña.
La lancha se aproximaba, pasando por en medio de los aventureros que habían salido a su encuentro con el agua hasta la cintura. Todos pudieron ver que además de los dos pescadores que habían partido minutos antes, en la lancha ahora también había otros tres hombres.
En ese momento una camioneta de la Cruz Roja y otra de la Policía atravesaron la playa y se detuvieron junto a la orilla. Bajaron hombres y mujeres vestidos con uniformes blancos y azules. Sudaban, y se los veía bastante molestos por haber tenido que dejar el aire acondicionado de los vehículos.
Los policías se ocuparon de alejar a los curiosos, los de la Cruz Roja, en cambio, se acercaron para esperar a la lancha. Los pescadores apagaron el motor, y durante algunos segundos la lancha continuó acercándose con el impulso desganado de la inercia. Al fin, el más joven de los dos pescadores se lanzó al agua con el cabo de la soga en una mano y comenzó a tirar de él hasta que la lancha se detuvo en la arena.
Entonces los de uniforme blanco ayudaron a desembarcar a los tres hombres, que parecían tan cansados, como si hubieran nadado o corrido miles de kilómetros. A pesar del calor del mediodía, no dejaban de temblar.
Poco a poco, los bañistas perdieron interés y regresaron a sus reposersas, a sus mantas tendidas sobre la arena y a las olas del mar.
Sólo los dos niños continuaban viendo a los tres hombres delgados que bebían con avidez el agua de las botellas que les alcanzaban los de la Cruz Roja.
- ¿Quiénes son? -quiso saber la niña.
- Inmigrantes -contestó su madre.
- ¿Como nosotros? -preguntó la niña, confundida.
- Sí ? murmuró su madre.
- ¿Y por qué ellos no vinieron en avión?
- No sé? -contestó su madre.
- ¿Vosotras también habéis venido de África? -preguntó el niño que aún permanecía junto a ellas.
- ¡No! dijeron la madre y la niña a dúo.
Luego, los niños se arrodillaron para recomponer el castillo de arena que los demás habían pisoteado al acercarse a la lancha.
- Mira, vuelven a pescar le dijo el niño a su compañera, señalando la lancha que se adentraba en el mar.
- Seguro que ahora pescan tiburones dijo la niña mientras que, detrás de ellos, las dos camionetas se alejaban para conducir a los tres hombres hasta los aviones que una vez más los llevarían de regreso a África.

(Publicado en el suplemento de Cultura de Perfil, el domingo 13 de agosto de 2006).

posted by Mori Ponsowy at 9:34 a.m.

About Me

Mori Ponsowy (Buenos Aires, Argentina) ha publicado los libros de poemas "Enemigos Afuera" (Primer Premio Nacional Iniciación de la Secretaría de Cultura de la Nación y Mención de Honor del FNA) y "Cuánto tiempo un día", y las novelas "Los colores de Inmaculada" (Premio de la Diputación de Cáceres), "Abundancia" (Premio Internacional de Novela Letrasur 2010) y "Busco un amigo". Ha traducido a las poetas Sharon Olds ("El padre", Bartleby) y Marie Howe ("Lo que hacen los vivos", Luna Nueva), y editado los libros "No somos perfectas" (Del Nuevo Extremo, 2006) y "Mujeres políticas y argentinas" (Del Nuevo Extremo, 2009).

¿Mensajes? ¿Comentarios?
mponsowy @ yahoo.com



Publicaciones

Enemigos afuera

Los colores de la inmaculada

No somos perfectas

El padre

Marie Howe

Mujeres políticas y argentinas

Manifiesto vital

Notas de opinión

Notas en LNRevista

Aquí y allá

Estante de preferidos

  • "The Corrections" de Jonathan Franzen
  • "Freedom" de Jonathan Franzen
  • "La noche de los tiempos" de Antonio Muñoz Molina
  • "The Fifth Child" de Doris Lessing
  • "1Q84" de Murakami
  • "Ulises" de James Joyce
  • "White Noise" de Don DeLillo
  • "Falling Man" de Don DeLillo
  • "Me casé con un comunista" de Philip Roth
  • "Pastoral Americana" de Philip Roth
  • "Sábado" de Ian McEwan
  • "Kafka en la orilla" de Haruki Murakami
  • "La Mancha Humana" de Philip Roth
  • "Alta Fidelidad" de Nick Hornby
  • "Abril Rojo" de Santiago Roncagliolo
  • "Cómo ser buenos" de Nick Hornby
  • "Matadero Cinco" de Kurt Vonnegut
  • "Desgracia" de J.M.Coetzee
  • "Las cosas que llevaban" de Tim O´Brien

Pelis

  • "El hombre elefante" de David Lynch
  • "Blue Valentine" de Derek Cianfrance
  • "Singin in the Rain" de Gene Kelley y Stanley Doney
  • "The Day the Earth Stood Still" de Robert Wise
  • "Luz silenciosa" de Carlos Reygadas
  • "Gigante" de Adrián Biniez
  • "La teta asustada" de Claudia Llosa
  • "Slumdog Millionaire" de Danny Boyle
  • "Caramel" de Nadine Labaki
  • "Paranoid Park" de Gus Van Sant
  • "Sin lugar para los débiles" de los hermanos Cohen
  • "El arco" de Kim Ki-duk
  • "Volver" de Almodóvar
  • "Nadie sabe" de Hirokazu Kore-eda
  • "De latir el corazón se me paró" de Jacques Audiard
  • "Caché" de Haneke
  • "La promesa" de Jean-Pierre y Luc Dardenne
  • "El niño" de Jean-Pierre y Luc Dardenne
  • "Una historia sencilla" de David Lynch
  • "Los idiotas" de Lars von Trier
Un enemigo

Arnet, gran estafa

Muchos amigos

Por los chicos

Fedro

Hostería Los Pecanes

Miradapuntoart:arte y diseño

Powered by Blogger

Entrevistas y algo más

Poemas

Otros blogs y sitios amigos

Archivos