Goma de borrar
 
lunes, agosto 15, 2011
CUÁNTAS PERSONAS EN UNA

Las personas que hablan de manera fluida más de un idioma lo saben: no somos los mismos en castellano que en inglés ni los mismos en alemán que en un dialecto chino. No es que lo que se pueda decir en un idioma no se pueda decir en otro, pues, quizá, en todos los idiomas se puede decir más o menos lo mismo, aunque algunas palabras no tengan una traducción exacta y, a veces, en una lengua tengamos que valernos de largos circunloquios para expresar lo que en otra precisaba sólo una o dos palabras. A lo que me refiero cuando digo que no somos los mismos en cada idioma, es al hecho de que al mudar de una lengua a otra, hay algo en nosotros que también muda, como si de pronto nos convirtiéramos en alguien parecido, pero no exactamente igual al que éramos hace un instante.

Tengo una amiga políglota que, cuando habla inglés, tiene una voz ronca y sensual, pero cuando habla castellano lo hace con una voz aguda, casi adolescente. No se trata sólo de un cambio en el registro vocal, sino que escucharla pasar del castellano al inglés es como verla crecer, como si en segundos dejara de ser una joven revoltosa, ávida de atención, para convertirse en una mujer adulta, segura de sí misma, seductora y envolvente.

Esta mutación del yo entre una lengua y otra sólo le ocurre a los verdaderos políglotas. Un argentino que habla inglés con acento y tonada argentina no experimentará el cambio pues, aunque logre expresarse en inglés, en realidad no habla inglés, sino que se limita a decir en ese idioma lo mismo que diría en su castellano rioplatense. Tampoco muta quien debe pensar y traducir desde su idioma nativo antes de expresarse. El cambio le ocurre sólo a aquellos que habitan cómodamente en más de una lengua. Ellos, además de dominar un segundo idioma, se han dejado impregnar por la visión del mundo que ese idioma supone.

Me pregunto si en nuestra propia lengua somos siempre los mismos o si, acaso, cada uno de nosotros anda por la vida con una especie de personalidad plural que va cambiando sutilmente de registro según la visión del mundo del interlocutor con que se encuentre. ¿No nos sentimos frente a algunas personas más espontáneos, libres y ocurrentes que frente a otras? ¿No hay unas que nos impelen al pensamiento y otras que nos hunden en la melancolía? Tenemos amigos frente a los que nos sentimos obligados a comportarnos como adultos y amigos con los que nuestro yo infantil y juguetón aflora de inmediato. De la misma manera, hay personas que suelen sacar lo mejor de nosotros y otras que, por el contrario, tienen la facilidad de hacer aflorar nuestro lado más oscuro. Quizá las personas con las que más nos guste estar sean aquellas ante quienes podemos mostrarnos en todo nuestro esplendor. Las que nos permiten florecer en libertad y logran acallar lo siniestro que también es parte de nosotros.

Sigue aquí.

posted by Mori Ponsowy at 12:03 a.m.

About Me

Mori Ponsowy (Buenos Aires, Argentina) ha publicado los libros de poemas "Enemigos Afuera" (Primer Premio Nacional Iniciación de la Secretaría de Cultura de la Nación y Mención de Honor del FNA) y "Cuánto tiempo un día", y las novelas "Los colores de Inmaculada" (Premio de la Diputación de Cáceres), "Abundancia" (Premio Internacional de Novela Letrasur 2010) y "Busco un amigo". Ha traducido a las poetas Sharon Olds ("El padre", Bartleby) y Marie Howe ("Lo que hacen los vivos", Luna Nueva), y editado los libros "No somos perfectas" (Del Nuevo Extremo, 2006) y "Mujeres políticas y argentinas" (Del Nuevo Extremo, 2009).

¿Mensajes? ¿Comentarios?
mponsowy @ yahoo.com



Publicaciones

Enemigos afuera

Los colores de la inmaculada

No somos perfectas

El padre

Marie Howe

Mujeres políticas y argentinas

Manifiesto vital

Notas de opinión

Notas en LNRevista

Aquí y allá

Estante de preferidos

  • "The Corrections" de Jonathan Franzen
  • "Freedom" de Jonathan Franzen
  • "La noche de los tiempos" de Antonio Muñoz Molina
  • "The Fifth Child" de Doris Lessing
  • "1Q84" de Murakami
  • "Ulises" de James Joyce
  • "White Noise" de Don DeLillo
  • "Falling Man" de Don DeLillo
  • "Me casé con un comunista" de Philip Roth
  • "Pastoral Americana" de Philip Roth
  • "Sábado" de Ian McEwan
  • "Kafka en la orilla" de Haruki Murakami
  • "La Mancha Humana" de Philip Roth
  • "Alta Fidelidad" de Nick Hornby
  • "Abril Rojo" de Santiago Roncagliolo
  • "Cómo ser buenos" de Nick Hornby
  • "Matadero Cinco" de Kurt Vonnegut
  • "Desgracia" de J.M.Coetzee
  • "Las cosas que llevaban" de Tim O´Brien

Pelis

  • "El hombre elefante" de David Lynch
  • "Blue Valentine" de Derek Cianfrance
  • "Singin in the Rain" de Gene Kelley y Stanley Doney
  • "The Day the Earth Stood Still" de Robert Wise
  • "Luz silenciosa" de Carlos Reygadas
  • "Gigante" de Adrián Biniez
  • "La teta asustada" de Claudia Llosa
  • "Slumdog Millionaire" de Danny Boyle
  • "Caramel" de Nadine Labaki
  • "Paranoid Park" de Gus Van Sant
  • "Sin lugar para los débiles" de los hermanos Cohen
  • "El arco" de Kim Ki-duk
  • "Volver" de Almodóvar
  • "Nadie sabe" de Hirokazu Kore-eda
  • "De latir el corazón se me paró" de Jacques Audiard
  • "Caché" de Haneke
  • "La promesa" de Jean-Pierre y Luc Dardenne
  • "El niño" de Jean-Pierre y Luc Dardenne
  • "Una historia sencilla" de David Lynch
  • "Los idiotas" de Lars von Trier
Un enemigo

Arnet, gran estafa

Muchos amigos

Por los chicos

Fedro

Hostería Los Pecanes

Miradapuntoart:arte y diseño

Powered by Blogger

Entrevistas y algo más

Poemas

Otros blogs y sitios amigos

Archivos